Página principal de preparación de salud públicaPreparación emergenciaHojas de datosAgroterrorismoBioterrorismoEmergencias químicasLas inundacionesLos HuracanesEl calorInfluenza pandémicaLa amenaza radiológicaLos tornadosLa seguridad ante la propagación del fuegoAmenazas a la salud relacionadas con los desastresServicios de salud conductual ante desastres

Precauciones para combatir el calor

mujer bebe agua bajo el sol.

in English

El calor puede provocar graves problemas de salud. Normalmente los adultos mayores, los niños más pequeños, los enfermos y quienes no disponen de aire acondicionado son los más seriamente afectados por el calor.

Los síntomas de una enfermedad causada por el calor son: sudoración abundante, calambres, debilidad, mareo, náuseas, pulso débil pero rápido y dolor de cabeza. Toda persona que tenga estos síntomas debe descansar en un lugar con sombra y suficientemente ventilado, y beber agua lentamente.

Si los líquidos en el cuerpo no se reemplazan lo antes posible, podría producirse un golpe de calor y causar: temperatura corporal extremadamente alta, enrojecimiento y resequedad de la piel, pulso acelerado, confusión, daño cerebral, pérdida del conocimiento y muerte. Para ayudar a una persona que presenta síntomas graves, llévela a un lugar sombreado, llame a los servicios médicos de emergencia y empiece de inmediato a refrescar a la persona con agua fría o abanicándola.

Quedarse en un sitio con aire acondicionado, ya sea en casa o en un lugar público, como un centro comercial, una biblioteca o un centro recreativo, es la forma más eficaz de combatir el calor. Si no tiene aire acondicionado, baje las persianas y trate de crear corrientes de aire naturales y utilizar ventiladores para refrescar los cuartos.

Una manera eficaz de refrescarse es dándose una ducha o bañándose en la tina con agua fría. Limite el uso de la estufa y el horno para mantener baja la temperatura en la casa. Los niños en particular podrían llegar a deshidratarse rápidamente. Necesitan tomar líquidos frecuentemente, especialmente agua, y usar ropa holgada y de colores claros. Evite las bebidas demasiado endulzadas o que contengan cafeína. Compruebe con frecuencia que los niños estén bien, especialmente si están jugando afuera con altas temperaturas.

Otras medidas de precaución para combatir el calor incluyen:

  • No dejar nunca a nadie en un vehículo estacionado y cerrado en época de calor, ni siquiera por un breve periodo de tiempo.
  • Beber suficientes líquidos, pero evitar las bebidas con alcohol, cafeína o demasiada azúcar. Empezar a beber líquidos desde antes de salir al calor.
  • Planear hacer las actividades agotadoras al aire libre temprano por la mañana o por la tarde, cuando las temperaturas son más bajas.
  • Tomar descansos frecuentes al trabajar afuera.
  • Usar bloqueador solar, sombrero y ropa holgada de colores claros.
  • Permanecer en el interior con aire acondicionado todo el tiempo posible.
  • Comer con más frecuencia, pero asegurándose de que los alimentos sean ligeros y estén bien balanceados.
  • No ponerles ropa gruesa a los bebés ni envolverlos en cobijas.
  • Estar al pendiente de los adultos mayores, así como de los enfermos o aquellos que pudieran necesitar ayuda.
  • Consultar a su doctor sobre los efectos del sol y el calor si se están tomando medicamentos recetados, especialmente diuréticos o antihistamínicos.
  • A los primeros síntomas de enfermedad causada por el calor (p. ej. mareo, náusea, dolor de cabeza, calambres) vaya a un lugar más fresco, descanse por unos minutos, y luego tome una bebida fría lentamente. Busque atención médica de inmediato si no mejora su estado de salud.

La mejor defensa contra la enfermedad a causa del calor es la prevención. Permanecer en lugares frescos, tomar suficientes líquidos, ponerse ropa fresca y supervisar las actividades al aire libre son clave para estar sanos durante la época de calor.

Nota: Los enlaces externos a otros sitios tienen un fin informativo y no están respaldados por el Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas. Asimismo, dichos sitios podrían no ser accesibles a las personas con discapacidad.

Última actualización 20 de junio de 2019