Texas amplía y mejora las mediciones de la tasa de positividad del COVID-19

Comunicado de prensa
14 de septiembre de 2020

El Departamento Estatal de Servicios de Salud (DSHS) de Texas comenzará hoy a informar sobre dos mediciones adicionales de la tasa de positividad del COVID-19, es decir, el porcentaje de pruebas de laboratorio que dan positivo en un periodo determinado. La actualización es el resultado del trabajo del DSHS para optimizar los datos estatales sobre el COVID-19 producidos en colaboración con la Fuerza de Choque del gobernador.

Si bien el DSHS seguirá publicando los datos de la manera en que los texanos están acostumbrados, principalmente se basará en la tasa de positividad calculada según la fecha en que se les realizaron las pruebas a las personas, es decir, la fecha de recolección de las muestras, lo cual proporciona una visión más precisa del efecto de la pandemia a lo largo del tiempo. Dado que todos los resultados de las pruebas recibidas se contarán según la fecha en que se realizó la prueba, la tasa correspondiente a los días anteriores cambiará a medida que esa información se vuelva más completa, y no se verá sesgada por retrasos en la comunicación de los resultados de las pruebas al estado.

“Estas mejoras son parte de nuestro esfuerzo continuo por optimizar la información que presentamos”, explicó el Dr. John Hellerstedt, comisionado del DSHS. “A medida que la pandemia de COVID-19 evoluciona, también deben evolucionar los datos que compartimos. Nuestra información debe proporcionar la imagen más clara posible de lo que está sucediendo en el presente y lo que ocurrió en el pasado. Las tendencias de estos y otros datos nos ayudan a comprender lo que podemos prever para el futuro”.

Como punto de referencia adicional, el DSHS también publicará una tasa basada en la fecha en que los resultados de laboratorio fueron reportados al estado. Ambos métodos novedosos utilizarán los resultados positivos y totales de las pruebas moleculares reportados en el NEDSS (Sistema Electrónico Nacional de Vigilancia de Enfermedades), y se calcularán como un promedio para siete días. Asimismo, excluirán cualquier resultado de laboratorio duplicado o erróneo. Las recientes actualizaciones en el NEDSS permiten ahora al DSHS depurar los datos de las pruebas más rápidamente para utilizarlos en los cálculos de la positividad.

La tasa de positividad estatal tradicional utilizaba el número de nuevos casos confirmados de COVID-19 en un periodo de siete días dividido por el número de nuevos resultados de pruebas moleculares en esos mismos siete días. Ese método servía como una aproximación confiable para conocer la tendencia general del COVID-19 respecto a la mayor parte de la pandemia. Sin embargo, una afluencia de resultados de pruebas más antiguas en agosto provocó una falta de sincronización entre los nuevos casos y los nuevos resultados de las pruebas, causando grandes variaciones en la tasa de positividad y la necesidad de reevaluar los métodos para calcularla.

La tasa de positividad por fecha de recogida de muestras presenta un pico a finales de junio y julio, ya que Texas experimentó un drástico aumento en el número de casos de COVID-19 reportados en el estado. Los otros métodos reflejaban la misma tendencia general hasta que presentaron una divergencia cuando los resultados de las pruebas más antiguas comenzaron a ser reportados en agosto. El DSHS publicará los tres métodos durante un tiempo con el fin de ofrecer al público una comparación continua.

Cada día, más de 600 laboratorios clínicos y otros proveedores de pruebas, 600 hospitales, 57 entidades de salud locales y las ocho regiones de salud pública del DSHS presentan los datos sobre el COVID-19 al DSHS, donde se analizan rápidamente y se reportan al público con objeto de proporcionar la información más actualizada posible. El DSHS continuará trabajando con la Fuerza de Choque en el logro de nuevas mejoras.


-30-

(Contacto para los medios: Chris Van Deusen, director de Relaciones con los Medios del DSHS)

Última actualización 14 de septiembre de 2020