El DSHS lanza alerta tras el aumento de la actividad del tifus transmitido por pulgas en Texas

Comunicado de prensa
30 de noviembre de 2017

Un aumento este año en el número de casos de tifus transmitido por pulgas en el estado ha llevado al Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas a recordar a las personas que tomen precauciones para evitar contraer la enfermedad. Una alerta sanitaria lanzada este día pide a los proveedores de servicios médicos que consideren un diagnóstico de tifus transmitido por pulgas para las personas que presenten fiebre y al menos otro síntoma más de la enfermedad. Normalmente los casos de tifus alcanzan en Texas el punto más alto entre mayo y julio, y nuevamente en diciembre y enero.

El tifus transmitido por pulgas, también llamado tifus murino, es una infección por bacterias que ocurre mayormente cuando las heces infectadas de la pulga se rascan sobre el sitio de la picadura u otro tipo de abrasión en la piel. La inhalación o el contacto de membranas mucosas con heces secas contaminadas de la pulga son maneras menos frecuentes de contraer la enfermedad. Las pulgas se contagian cuando muerden animales, como roedores, tlacuaches y gatos, que pueden alojar y transmitir la bacteria.

Los primeros síntomas del tifus transmitido por pulgas se desarrollan en los 14 días siguientes al contacto con pulgas infectadas e incluyen dolor de cabeza, fiebre, náusea y dolor corporal. Cinco o seis días después de los síntomas iniciales puede presentarse un sarpullido que empieza en el tronco del cuerpo y se extiende a los brazos y las piernas. Las personas deben consultar a su proveedor de atención médica lo más pronto posible para que se hagan las pruebas necesarias y reciban tratamiento si tienen síntomas de la enfermedad. El tifus transmitido por pulgas se trata fácilmente con ciertos antibióticos y, una vez que se recuperan, las personas no vuelven a contraerlo.

Las mejores precauciones para evitar contraer el tifus transmitido por pulgas son:

  • Mantenga limpios los patios traseros para evitar que roedores, tlacuaches y gatos callejeros puedan vivir ahí, eliminando la maleza o basura, manteniendo el césped cortado y la leña lejos del suelo.
  • No deje fuera comida para mascotas durante la noche, ya que esto atrae a otros animales.
  • Evite que los roedores vivan en las casas.
  • Trate las pulgas con un producto comercial antipulgas antes de comenzar el tratamiento de control de roedores en las casas o patios, ya que, cuando mueren los roedores, las pulgas buscarán nuevos huéspedes.
  • Controle con regularidad las pulgas en las mascotas. Pregúntele al veterinario sobre los productos para el control de pulgas que son seguros de usar en mascotas.
  • Use guantes y repelente de insectos cuando manipule animales enfermos o muertos.
  • Use repelente de insectos cuando practique la caza, acampe o participe en cualquier otra actividad al aire libre.

Para más información, lea la alerta sanitaria en: http://www.dshs.texas.gov/news/releases/2017/HealthAlert-11302017-sp.aspx

-fin del comunicado-

(Contacto para los medios informativos: Lara Anton, Funcionaria de prensa del DSHS, 512-776-7753)

Página en inglés de la Oficina de Prensa del DSHS en Twitter

Última actualización 30 de noviembre de 2017