Texas exhorta a los residentes afectados por el huracán Harvey a que tomen precauciones de salud

Comunicado de prensa
30 de agosto de 2017

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas está emitiendo las siguientes precauciones de salud para las personas que están experimentando inundaciones y fallas eléctricas en el sureste de Texas y que están iniciando la recuperación por el huracán Harvey a lo largo de la parte central de la costa de Texas.

El público debe prestar atención a todos los avisos locales sobre la seguridad del agua potable y desechar los alimentos que podrían haberse echado a perder o haberse contaminado. Debido al riesgo de envenenamiento por monóxido de carbono, los generadores que funcionen con gasolina no deben usarse en el interior de las casas.

Se exhorta a los residentes que fueron evacuados de las áreas afectadas a que esperen que las autoridades estatales o locales confirmen oficialmente que ya pueden regresar a casa.

Los funcionarios de salud ofrecen el siguiente aviso:

Agua potable

  • Las personas en zonas bajo alertas de hervir el agua y quienes tengan pozos privados que el agua de las inundaciones podría haber contaminado deben usar únicamente agua embotellada, hervida o tratada hasta que el agua se haya analizado y se haya determinado que no es un peligro.
  • Cuando hierva el agua para beber, cocinar y lavarse, caliéntela hasta el punto en que hierva y déjela que siga hirviendo durante al menos un minuto, y luego deje que se enfríe. Si no es posible hervir el agua, esta puede desinfectarse con blanqueador casero normal que no tenga aromas, usando esta proporción: un octavo de cucharita (aproximadamente ocho gotas) por cada galón de agua. Añada el blanqueador, revuelva bien la mezcla y déjela reposar 30 minutos.

Alimentos

  • No coma alimentos que hayan estado en contacto con agua inundada.
  • Si no hay electricidad, los alimentos refrigerados podrían haberse echado a perder. Deseche cualquier alimento que haya estado a la temperatura ambiente durante más de dos horas o que tenga un olor o un color raros.
  • A los bebés que toman fórmula para biberón se les debe dar fórmula lista para consumir o fórmula en polvo preparada con agua embotellada.
  • Lávese las manos con jabón y agua desinfectada antes de comer o manipular alimentos, después de trabajos de limpieza y después de manipular artículos contaminados con agua inundada.

Peligros medioambientales

  • Nadie debe entrar de regreso en un edificio inundado a menos que el interruptor principal de la corriente eléctrica haya sido apagado.
  • Las serpientes y otros animales salvajes podrían buscar refugio en las casas, vehículos y árboles. Con frecuencia resultan lesionados durante las lluvias y los vientos fuertes. No toque ningún animal salvaje. Busque tratamiento inmediato si usted es mordido o herido por un animal. Tenga cuidado con las mascotas que hayan sido desplazadas.
  • Regrese a casa con la luz del día para tener una mejor visibilidad y poder detectar cualquier fuente de energía eléctrica peligrosa. No use linternas o antorchas encendidas hasta que las instalaciones estén libres de fugas de gas.
  • Protéjase de las picaduras de mosquitos poniéndose repelente de insectos aprobado por la EPA. El agua estancada después de las inundaciones puede ser un criadero de mosquitos. Drene toda el agua estancada que pueda y vacíe el agua acumulada en cualquier objeto como juguetes, macetas y platos, llantas viejas, latas y escombros de la tormenta. 
  • Calce siempre zapatos en las áreas afectadas por la inundación para reducir el riesgo de heridas punzantes o cortes por clavos y otros objetos cortantes.

Cuestiones médicas

  • Las personas con heridas punzantes o cortes expuestos al agua inundada podrían correr el riesgo de contraer el tétanos si no han recibido la vacuna contra el tétanos en los últimos 10 años.
  • Las personas que estén al corriente con sus vacunas no necesitan recibir vacunas adicionales.

Generales

  • Nunca ponga en marcha generadores eléctricos alimentados por gas ni use asadores de gas o de carbón en el interior de la casa. El monóxido de carbono puede acumularse y ser mortal para quienes estén en un lugar cerrado.
  • Para impedir que se creen gases tóxicos, nunca mezcle blanqueador con productos que contengan amoniaco (o ammonia, en inglés).
  • No permita que los niños jueguen en el agua inundada o cerca de esta, ni en los desagües de lluvia.
  • Desinfecte todos los muebles, objetos de madera, superficies de uso común y juguetes en las casas afectadas por la inundación. Use una solución de una taza de blanqueador por cada cinco galones de agua.
  • Lávese frecuentemente las manos durante la limpieza para evitar que vuelvan a contaminarse partes que ya habían sido limpiadas.
  • Para evitar reacciones alérgicas y otros problemas de salud ocasionados por el moho, reemplace la fibra prensada para paredes que se haya dañado por las inundaciones abarcando hasta al menos 12 pulgadas por arriba de la línea a la que haya llegado el agua.
  • Trate de tomar descansos y conservar la energía, y evite el estrés por el calor. Las personas con problemas cardiacos y otras enfermedades deben evitar hacer esfuerzos intensos.

-fin del comunicado-

(Contacto para los medios informativos: Chris Van Deusen, Director de Relaciones con los Medios de Comunicación del DSHS, 512-776-7119)

Página en inglés de la Oficina de Prensa del DSHS en Twitter

Última actualización 30 de agosto de 2017