El DSHS avisa de precauciones contra las inundaciones mientras Texas se ve afectado por el huracán Harvey

Comunicado de prensa
26 de agosto de 2017

Mientras los vientos del huracán Harvey se debilitan, los meteorólogos dicen que las inundaciones catastróficas debidas a la lluvia constante a lo largo de gran parte de la zona costera de Texas siguen siendo probables. El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas está emitiendo información de salud relacionada con las inundaciones para minimizar los daños y las enfermedades a causa de la tormenta.

Ante todo, preste atención a los medios de comunicación locales para conocer las últimas noticias de las autoridades locales. Ellos le darán información sobre las condiciones en su área y le dirán cuándo y a dónde puede usted desplazarse sin correr riesgos.

Preste atención por si hay avisos sobre la seguridad del agua potable del servicio público. Haga caso de las alertas sobre "hervir el agua" que los funcionarios del servicio público de aguas o la Comisión de Calidad Ambiental de Texas podrían emitir.

El agua de inundaciones puede contener bacterias y sustancias químicas peligrosas y desechos peligrosos, así que evite en lo posible el contacto con ella.

Nunca ponga en marcha generadores eléctricos en el interior de su casa, porque el monóxido de carbono puede acumularse y ser mortal. Los síntomas de envenenamiento por monóxido de carbono incluyen dolor de cabeza, mareos, debilidad, náusea, vómito, dolor en el pecho y confusión mental.

Las siguientes son precauciones adicionales sobre los alimentos y el agua potable, y podrá encontrar más consejos sobre cómo recuperarse de un desastre natural en http://www.texasprepares.org/Spanish/default.htm.

Agua potable

  • Las personas en zonas bajo alertas de hervir el agua y quienes tienen pozos privados que el agua de las inundaciones podría haber contaminado deben usar únicamente agua embotellada, hervida o tratada hasta que el agua se haya analizado y se haya determinado que no es un peligro. 
  • Cuando hierva el agua para beber, cocinar y lavarse, caliéntela hasta el punto en que hierva y déjela que siga hirviendo durante al menos un minuto, y luego deje que se enfríe. Si no es posible hervir agua, el agua puede desinfectarse con blanqueador casero normal, que no tenga aromas, usando esta proporción: un octavo de cucharita (aproximadamente ocho gotas) por cada galón de agua. Añada el blanqueador, revuelva bien la mezcla y déjala reposar 30 minutos.

Alimentos

  • No coma alimentos que hayan estado en contacto con agua inundada.
  • Si se ha cortado la electricidad, los alimentos que requieren refrigeración podrían haberse echado a perder. Deseche cualquier alimento que haya estado a la temperatura ambiente durante más de dos horas o que tenga un olor o un color raros.
  • A los bebés que toman fórmula para biberón se les debe dar fórmula lista para consumir o fórmula en polvo preparada con agua embotellada.

-fin del comunicado-

(Contacto para los medios informativos: Chris Van Deusen, Director de Relaciones con los Medios de Comunicación del DSHS, 512-776-7119)

Página en inglés de la Oficina de Prensa del DSHS en Twitter

Última actualización 26 de agosto de 2017