Retirada de leche no pasteurizada de una granja lechera del condado de Wise

Comunicado de prensa
14 de agosto de 2017

Se urge a los consumidores a que consulten con su proveedor médico

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas está trabajando con una productora específica de leche bronca del condado de Wise para la retirada de leche bronca, o no pasteurizada, debido a que pruebas de laboratorio demostraron que contiene bacterias dañinas. El DSHS está investigando otras enfermedades adicionales que podrían estar conectadas con este producto, y les aconseja que consulten con su proveedor médico a aquellas personas que desde el 1 de junio hayan consumido leche de esta granja lechera.

Una persona que bebió leche de la granja K-Bar Dairy en Paradise, Texas, ha sido hospitalizada a causa de una infección por una cepa de bacterias Brucella. La única exposición conocida que ha tenido el paciente ha sido a través de la leche bronca, y muestras de leche tomadas de esa granja lechera también han dado positivo para la Brucella.

La granja lechera, la cual está cooperando totalmente con la investigación, está contactando a los clientes e informándoles que deben desechar la leche que tengan a mano. Dado que la granja lechera no tiene un registro de todos sus clientes, el DSHS está alertando al público acerca de la retirada del producto. El departamento también ha emitido una alerta sanitaria pidiendo a los proveedores de atención médica que estén al tanto de posibles infecciones por Brucella en los pacientes, y que les pregunten a los pacientes si han consumido leche bronca cuando estén considerando la posibilidad de un diagnóstico de Brucella, y ordenen llevar a cabo las pruebas adecuadas para el diagnóstico.

La Brucella puede ocasionar una gama de síntomas que incluyen fiebre, sudoraciones, dolor de cabeza, dolores musculares y de las articulaciones, pérdida del apetito y fatiga. Los síntomas pueden persistir durante largo tiempo o pueden surgir y desaparecer de manera repetida. Otros síntomas menos comunes incluyen inflamación del corazón, inflamación del hígado y el bazo, síntomas neurológicos y, en las mujeres embarazadas, aborto espontáneo. Las mujeres embarazadas, los niños muy pequeños, los adultos mayores y las personas con el sistema inmunológico deprimido corren un mayor riesgo de padecer una enfermedad grave debida a la Brucella.

Se considera que las personas que hayan consumido leche de la granja K-Bar Dairy desde el 1 de junio corren un alto riesgo de tener infección por Brucella y deben contactar a su proveedor médico y explicarle la situación. El DSHS recomienda a las personas con síntomas que hayan consumido el producto que se realicen pruebas de laboratorio, y a quienes tengan resultado positivo que reciban tratamiento. Las personas que consumieron leche de esta granja lechera pero no tienen síntomas deben discutir la situación con su proveedor médico y vigilarse de cerca para ver si tienen fiebre y otros síntomas. Hay información adicional para los proveedores médicos en la alerta sanitaria del DSHS.

-fin del comunicado-

(Contacto para los medios informativos: Chris Van Deusen, Director de Relaciones con los Medios de Comunicación del DSHS, 512-776-7119)

Página en inglés de la Oficina de Prensa del DSHS en Twitter

Última actualización 14 de agosto de 2017