El Cyclospora va en aumento en Texas; las pruebas de laboratorio y la comunicación de los casos son claves para encontrar la fuente

Comunicado de prensa
17 de julio de 2017

Una elevación brusca de enfermedades causadas por el parásito Cyclospora en junio y julio está motivando al Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas a pedir a los proveedores de servicios de salud que permanezcan alertas ante la enfermedad, realicen las pruebas de laboratorio y comuniquen los casos a sus departamentos de salud locales. Durante el mes pasado, se han comunicado en el estado 68 casos, y el DSHS está trabajando con los departamentos de salud locales para recabar información acerca de las enfermedades e identificar la fuente.

La ciclosporiasis es una enfermedad intestinal causada por el consumo de alimentos o agua contaminados con el parásito microscópico Cyclospora. El síntoma principal es la diarrea acuosa con una duración que va de unos días a varios meses. Entre los síntomas adicionales pueden estar la pérdida de apetito, cansancio, pérdida de peso, retortijones abdominales, pesadez estomacal, aumento de gases, náusea, vómito y fiebre baja. Los síntomas pueden aparecer y desaparecer en varias ocasiones en un periodo de semanas o meses.

Las personas con síntomas que pudieran estar relacionados con Cyclospora deben comunicarse con su proveedor de salud para recibir tratamiento. En una aviso de salud pública emitida hoy se les pide a los proveedores que realicen pruebas a aquellos pacientes con diarrea que dure más de unos pocos días o diarrea acompañada de grave pérdida de apetito o de cansancio. Los proveedores de servicios de salud deben comunicar de inmediato los casos con el fin de que salud pública pueda investigarlos y determinar la fuente e impedir así que se presenten más casos en el futuro.

Los brotes anteriores en EE. UU. se asociaron con el consumo de frutas y verduras frescas importadas, entre ellas la ensalada mixta pre-empacada, las frambuesas, la albahaca, los chícharos mollares y la mezcla de lechugas. En Texas se han producido varios brotes vinculados al consumo de cilantro.

El DSHS recomienda lavar a fondo todas las frutas y verduras frescas, aunque esto podría no eliminar por completo el riesgo, ya que el Cyclospora puede ser muy difícil de remover a pesar del lavado. La cocción mata al parásito. La infección por lo general no se transmite directamente de persona a persona. En Texas se han comunicado este año 148 casos de ciclosporiasis.

-fin del comunicado-

(Contacto para los medios informativos: Chris Van Deusen, Director de Relaciones con los Medios de Comunicación del DSHS, 512-776-7119)

Página en inglés de la Oficina de Prensa del DSHS en Twitter

Última actualización 17 de julio de 2017