Caso adicional de zika adquirido de forma local en el condado de Cameron

Comunicado de prensa
22 de diciembre de 2016

El Departamento de Estado de Servicios de Salud de Texas (DSHS) y el Departamento de Salud y Servicios Humanos del condado de Cameron han identificado a un residente más de Brownsville con un caso de la enfermedad provocada por el virus del Zika y adquirido localmente. Se trata del sexto caso transmitido por mosquitos a nivel local en el condado de Cameron y en Texas, pero no se considera que esté relacionado con los demás casos.

Los trabajadores de salud pública locales han respondido al caso haciendo pruebas a los miembros del hogar del paciente y visitando casa por casa en los alrededores de su hogar. Están trabajando para identificar y ofrecer pruebas a cualquiera que tenga posibles síntomas de zika y a todas las mujeres embarazadas en el área con o sin síntomas. Los funcionarios locales también han estado instruyendo a los vecinos sobre el zika y llevando a cabo evaluaciones ambientales para ayudar a reducir el hábitat del mosquito en la zona.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) actualizaron la semana pasada sus directrices de pruebas y recomendaron que estas fueran aplicadas a todas las mujeres embarazadas que vivan en Brownsville o que hayan viajado a Brownsville a partir del 29 de octubre. El DSHS sigue exhortando a las mujeres embarazadas y a sus proveedores de cuidados de la salud a que sigan dichas directrices y la recomendación de practicar pruebas a mujeres embarazadas que hayan viajado a sitios donde se esté expandiendo el zika, incluido cualquier lugar en México.

Las recientes temperaturas bajas combinadas con los esfuerzos por controlar al mosquito han reducido la población del mismo en la zona, pero se prevé un clima más cálido para al menos la semana siguiente, de manera que la gente deberá continuar protegiéndose contra la picadura del mosquito por medio del uso de repelentes para mosquitos y mangas largas y pantalones. Asimismo, deberán vaciar los contenedores que almacenen agua estancada dentro o fuera de sus hogares para impedir que los mosquitos tengan un sitio donde depositar sus huevos.

Las personas contraen el virus del Zika principalmente por medio de la picadura de un mosquito infectado, aunque también puede propagarse por contacto sexual. Los cuatro síntomas más comunes son: fiebre, urticaria con comezón, dolor articular y ojos rojos. Si bien los síntomas generalmente son menores, el zika también puede provocar defectos graves de nacimiento, tales como la microcefalia y otras consecuencias de nacimiento desfavorables en algunas mujeres que hayan sido infectadas durante el embarazo. El DSHS recomienda que las mujeres embarazadas sigan las recomendaciones del CDC y eviten viajar a sitios con una transmisión local y sostenida del zika, incluidas todas las zonas de México. Las mujeres embarazadas también deberán usar preservativos (condones) o evitar tener contacto sexual con parejas que hayan viajado a dichas áreas. Los viajeros y el público en general pueden encontrar más información en TexasZika.org.

-fin del comunicado-

(Contacto para los medios informativos: Chris Van Deusen, Director de Medios Informativos del DSHS, 512-776-7753)

Oficina de Prensa del DSHS en Twitter (contenido en inglés)

Última actualización 23 de diciembre de 2016